viernes, 30 de septiembre de 2011

El Personaje de la Semana

A partir de la idea de la actividad Estación de Tren, se les propone a los alumnos la elección de un personaje favorito de la semana.

El objetivo fundamental de la redacción es que los niños aprendan las diferentes bases del proceso de escritura:
1. pensar el texto o, en otras palabras, planificarlo;
2. redactar un borrador;
3. revisar una o más veces;
4. pasar en limpio.
Por otro lado, esta actividad permite que los alumnos aprendan de manera natural algunas convenciones de la escritura:
• las características del registro escrito (por ejemplo, qué palabras son apropiadas y cuáles no para un determinado género; cuánta información se debe transmitir para que el destinatario, que no está presente, pueda entender un escrito; etc.);
• direccionalidad de la escritura (izquierda-derecha);
• separación de palabras al escribir;
• relaciones entre grafía y sonido;
• convenciones ortográficas y de puntuación.

El maestro abre el diálogo planteando el objetivo de la situación y el propósito de la escritura,
es decir, se escribe un texto para que sea leído por otros. Luego el docente empieza a modelar
los distintos pasos de la escritura:
• pensar el texto, cuando solicita al niño que vuelva a relatar o describir;
• escribir el texto, cuando comienza a escribir a la vista del grupo leyendo en voz alta lo que va
escribiendo, señalando aspectos convencionales de la escritura, la orientación izquierda-derecha y arriba-abajo, los signos de puntuación y la separación entre palabras (segmentación léxica);
• revisar el texto, cuando propone la sustitución de palabras repetidas en el texto y la escritura colectiva de palabras mediante la prolongación de sonidos. La prolongación de sonidos es una habilidad de análisis de palabras que facilita al niño la escritura sin omisiones. 


Además, en esta fase se trabaja con la ortografía. Si los niños y las niñas hacen preguntas o bien el maestro observa algún problema ortográfico, emplea variadas estrategias de apoyo en función del contexto de la actividad (por ejemplo, el docente responde, le pide a un alumno más avanzado que lo ayude, le facilita materiales de apoyo como ser un diccionario);
• pasar en limpio el texto, cuando propone que dos niños copien el texto para presentarlo.

1 El maestro les propone a los chicos escribir entre todos una descripción del personaje favorito de la semana. Primero, modela la situación. Les dice a los chicos que les va a contar cuál es su personaje favorito de la lámina y para eso, va a leerles su descripción. Por ejemplo, lee:
Mi personaje favorito se llama Mario y tiene cuarenta años. Es alto, delgado y rubio. Está vestido con un traje negro y tiene un brazo enyesado. En la cabeza tiene una galera y lleva una valija en la mano. Le encanta hacer trucos de todo tipo y tiene un secreto: no todos sus trucos le salen bien. ¿Saben dónde está ahora? Está en el hall central de la estación haciendo una fila.
¿Ya descubrieron quién es? Señálalo en la lámina.


2 En este momento comienza la planificación del texto. Los chicos, solos o con ayuda, releen
las palabras que escribieron cuando jugaron al Veo-Veo. Subrayan en la lista las que nombran
personas. Buscan en la lámina más personas y, entre todos, eligen una para que sea el personaje favorito de la semana.


3 Por medio de preguntas, el maestro orienta la descripción:
  • ¿Dónde está?
  • ¿Quién es? ¿Cómo se llamará? ¿Cuántos años tendrá?
  • ¿Cómo es?, ¿alto o bajo?, ¿gordo o flaco?
  • ¿De qué color es su pelo?
  • ¿Cómo está vestido?
  • ¿Qué cosas trae?
  • ¿Está con alguien? ¿Con quién?
  • ¿Qué le gusta hacer?
  • ¿Tiene algún secreto? ¿Cuál es?
Luego del trabajo con las preguntas, por medio de la interacción oral, el docente interactúa oralmente con los alumnos y construyen un “borrador oral” del texto. En el borrador oral tiene que estar claro tanto lo que se va a escribir como la forma en que va a estar organizado el texto (qué va primero, qué se dice después, formulación de las oraciones, ajuste de ciertas palabras).


4 Los alumnos, entre todos, le dictan al maestro la descripción del personaje, es decir el texto “negociado” oralmente en la etapa anterior. Se trata de otro borrador, en este caso del borrador escrito.


5 Se pasa luego a la etapa de revisión, en la que se relee varias veces y se corrigen la reiteración de palabras, la separación en oraciones, la adecuación de una determinada palabra al escrito, y otros aspectos que el maestro y/o los alumnos adviertan como problemas del texto.


6 Pasan en limpio para colgar en el aula o en sus cuadernos, y hacen el dibujo.
 
No olvides suscribirte, para recibir todas las entradas, directamente a tu email.

Ingresa tu correo electrónico:

Recuerda confirmar tu suscripción, haciendo click en el enlace que recibirás por email.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...