lunes, 8 de octubre de 2012

Ideas para organizar una biblioteca infantil

Desde la página de Literaturas SM, nos dan ideas para organizar una biblioteca escolar.

Crear y organizar una biblioteca personal para los más pequeños influirá en su aprecio hacia los libros y estimulará positivamente el hábito de la lectura. Les será más apetecible sentarse con un libro entre las manos y disfrutar de él si tienen un sitio especial para ello.
    
Aunque a primera vista los términos orden y niño resulten antagónicos, todos conocemos la importancia de inculcar el valor del orden desde temprana edad.Mantener el orden en diversos aspectos de su rutina le ayudará con posterioridad a adquirir otros valores como la responsabilidad, la justicia o la fortaleza.
 
¿Dónde ubicar la biblioteca?
  
Es recomendable colocarla en un lugar que el niño sienta como propio, y ese sitio suele coincidir con su dormitorio. En medio de un ambiente acogedor y estimulante, la biblioteca ha de ser fácilmente accesible para él, con los libros y demás materiales organizados y a la vista para que resulte sencillo localizar aquello que busque. Eso sí, es importante no mezclar con juguetes, consolas o la televisión para evitar despistes.
 
A la hora de seleccionar los libros, podemos consultar la amplia oferta editorial para niños a través de sus webs y catálogos, o bien en nuestra librería habitual. Te invitamos a consultar el especial Pautas para escoger las lecturas de nuestros hijoscon varias ideas al respecto. Además de libros, este rincón puede contar con un equipo de audio para escuchar canciones o cuentos, cuadernos para dibujar o recortar, tebeos, material de escritura y pintura, un teatro de títeres, una pizarra...
 
¿Cómo organizarla?
 
Según pase el tiempo, la colección de libros de nuestro hijo irá creciendo, del mismo modo que sus gustos irán variando. Como ya hemos apuntado, mantener el orden entre sus cosas le ayudará a encontrar rápidamente lo que busca, además de inculcarle respeto y hábitos de cuidado. Del mismo modo, estructurar su biblioteca le hará descubrir y diferenciar formatos, temas, géneros, autores... Las opciones son múltiples, aunque apostamos por un método sencillo que resulte fácil de mantener, ya sea por temática (cuentos, adivinanzas, aventuras, misterio, etc.), por géneros (libros informativos, libros juguete, álbumes ilustrados, cómics, novelas…), por tamaño o formato, por editorial o autor, por orden alfabético, por personajes, etc.
 
Sería recomendable implicar al niño en la disposición de su biblioteca tomando en cuenta sus gustos, acudiendo con él a la librería o biblioteca para escoger juntos sus lecturas, decorar las estanterías donde reposan los libros, confeccionar separadores para agruparlos o tarjetas de identificación del tipo “Este libro pertenece a…”. Por otra parte, en el mismo espacio podemos exhibir sus dibujos o escritos como otro elemento decorativo más.
 
Si hay una biblioteca pública cerca de casa o en la propia escuela, sería buena ideaacudir con él para escoger lecturas e iniciarlo en el trámite del préstamo de libros. Dichos libros tendrán un apartado propio en su biblioteca personal.
 
No tenemos que esperar a una fecha señalada para regalar un libro. Cualquier día es bueno para aparecer por casa con uno bajo el brazo. Podemos pedir que lo envuelvan en la librería para crear expectación en quien va a recibirlo y entregarlo como un regalo especial. No olvidemos que la imposición no sirve de nada a la hora de fomentar el hábito de la lectura, sino muy al contrario, y estos pequeños detalles harán que el niño relacione los libros con experiencias positivas, animándole a seguir leyendo en el futuro.
 
Más información
 
No olvides suscribirte, para recibir todas las entradas, directamente a tu email.

Ingresa tu correo electrónico:

Recuerda confirmar tu suscripción, haciendo click en el enlace que recibirás por email.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...