lunes, 19 de septiembre de 2011

Somos Otros...

Entender un texto, entender un cuento, implica muchas veces comprender cómo los personajes se han transformado a lo largo de la historia, cómo han evolucionado y cuál era la circunstancia que les hacía vivir una historia como esa.
Ponernos en lugar de los personajes de una historia, describir la situación que están viviendo, meternos en su piel, solucionar los problemas con ellos, estar en el mismo lugar que ellos, nos ayuda a entenderlos y también a entender a los personajes de «verdad», los de carne y hueso que viven a nuestro alrededor.
Muchas personas cercanas a nosotros viven situaciones similares a los personajes de los cuentos. Entender su problemática nos ayuda a entender a los que nos rodean. Por eso debemos profundizar en la vida de los personajes, los roles que juegan y cómo cambian a lo largo de la historia. 

Son muchas las actividades que nos ayudan a profundizar en este sentido.
Como por ejemplo:
  • dramatizar cuentos;
  • crear cuentos mezclando personajes de otros textos;
  • inventarse la vida secreta de los personajes de cuentos20;
  • representar un personaje con mímica y que el resto del grupo adivine de qué personaje se trata;
  • disfrazarse de un personaje;
  • dibujar las ilustraciones de un texto;
  • describir personajes;
  • inventarse (improvisar) conversaciones entre dos personajes de cuentos diferentes;

Te propongo un ejercicio que nos ayuda a meternos en el personaje y a analizar cómo cambian nuestras interacciones con él, dependiendo de cuál sea su problemática. La actividad puede adaptarse a diferentes niveles.
En unas tiras de papel se escriben tipologías o roles, bien de personajes o bien de situaciones
reales, como se muestra a continuación:
  • Soy un príncipe sin princesa
  • Me siento solo o sola
  • Me aburro mucho
  • Aunque no lo parezca, soy un brujo malvado
  • Soy rico, más que rico, riquísimo

Se pueden hacer varias actividades a partir de estos roles:
  • Representarlos.
  • Describirlos.

La que me parece más interesante, sobre todo para cursos superiores, es la de pegar al azar una tira en la espalda del alumnado. Deberá llevarla el resto del día. Luego se le pedirá que realice alguna tarea en común, como un mural o un trabajo, pero deberá tratar a los demás según el rol que los otros estén desempeñando. Así, alguien tratará de estar más cerca de aquel que tenga en su espalda la etiqueta de «Soy rico, más que rico, riquísimo...».
Por supuesto, nadie debe decirle qué rol le ha tocado vivir, por lo menos hasta el final del juego.
Son muchos los libros que hablan sobre situaciones en las que nos volvemos diferentes o nos convertimos en otros. Como por ejemplo:
  • La máscara, Grégoire Solotareff. Corimbo.
  • El túnel, Anthony Browne. Fondo de Cultura Económica.
  • Bet y Bup, si yo fuese como tú, David Cirici y Marta Balaguer. Destino.
  • Lolo, un conejo diferente, Gruido van Genechten. S.M.
  • Uno y siete, Gianni Rodari y Beatrice Alemagna. S.M.
  • Resdán, Paco Abril y Pablo Amargo. Everest.
 
No olvides suscribirte, para recibir todas las entradas, directamente a tu email.

Ingresa tu correo electrónico:

Recuerda confirmar tu suscripción, haciendo click en el enlace que recibirás por email.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...