viernes, 10 de junio de 2011

La carta de los cuentos

A partir de un cuento breve, que puede ocupar una página del estilo de Gianni Rodari, Ursula Wolfel, Arnold Lober.... cuentos populares o poemas, les animamos a los alumnos a que ejerzan de carteros o mensajeros secretos. 

Objetivos: 

  • Compartir lecturas con familiares, amigos, vecinos...

Desarrollo de la actividad: 

Se comenta y se reparten copias a los niños que, voluntariamente, quieren participar en la experiencia de hacerlos llegar más allá de la escuela.
Ellos van a hacer de carteros, de mensajeros secretos que depositarán las hojas en los buzones de sus vecinos o las deslizarán por debajo de la puerta. La consigna es hacerlo a escondidas, de modo que quien reciba el cuento no sepa quién lo envía. Se trata de un regalo anónimo. 
Además de las fotocopias, pueden escribir sus propios cuentos, historias o poemas.

Las hojas tienen una entradilla con frases parecidas a éstas: 

  • Los cuentos que el viento se llevó que se escapan de la biblioteca escolar e inician un viaje que todos sabemos dónde empieza pero no dónde acaba. A veces los leerá el abuelo; otras, será el padre quien los contará a su hijo, o la madre cuando llegue del trabajo. Cada cuento tiene su propio destino y encuentra su propio lector.
  • Los cuentos que el viento se llevó se pueden intercambiar, se pueden regalar, se pueden coleccionar.
  • Cuando llegue un cuento a tus manos, léelo, disfrútalo, solo o en compañía. Después, deja que prosiga su camino: pásalo a otros lectores, que a su vez lo leerán, lo compartirán y lo volverán a pasar.
 
No olvides suscribirte, para recibir todas las entradas, directamente a tu email.

Ingresa tu correo electrónico:

Recuerda confirmar tu suscripción, haciendo click en el enlace que recibirás por email.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...